Lo que nos revela un apretón de mano

Durante una entrevista, sea de trabajo o para unas prácticas, la persona que te va a contratar utilizará diferentes técnicas para verificar si eres adecuado para tal posición laboral. El apretón de mano es la primera: puede revelar más de lo que opinas sobre tu personalidad. Aquí encontrarás distintas maneras de apretar manos:

Triturador de huesos:
El Triturador de huesos aprieta tu mano con firmeza, demasiada firmeza. Hay un mensaje de poder e intimidación en su agarre. Cuando aprietas la mano de un Triturador de Huesos, no te sientas tentado en una competición de apretones de manos. De todos modos, muéstrate con confinza durante la entrevista porqué el Triturador de huesos suele esperar confianza y determinación de los solicitantes.

El Pez Muerto
Este es un apretón de mano flojo e indiferente, puede parecer como apretar un pez muerto en vez de una mano. Personas con ese tipo de apretón probablemente tienen una personalidad pasiva o reservada y, generalmente, no enfocada para las personas. Lo que es importante para ellos es el aspecto técnico o mecánico de algo. Con este apretón de mano, simbolicamente, das a la mano desde arriba hasta abajo. En negocios, es mejor ser al mismo nivel, entonces evita ese apretón de mano si es posible.

El político
La otra persona te aprieta la mano normalemente, pero con la otra mano cubre la tuya o la pone sobre tu brazo o tu hombro. Este “doble-apretador de mano” intenta comunicar que ambos tenéis una relación fuerte y confiable. De todas maneras, estos contactos de muy cerca pueden ser inapropiados en una situación laboral. Piensa en el Político como a un mini-abrazo, ¿sería oportuno abrazar a alguien muy brevemente? Por eso evita el “doble apretón de mano”.

El casi dedo
El casi dedo solo aprieta los dedos y no toda la mano. Su intención es la de mantener la distancia, ya sea por inseguridad o para demostrar poder. Ese apretón de mano es típico de quien busca a gente sumisa y que acepta compromisos en vez de personas abiertas al diálogo.

El apretón de mano perfecto es firme, no demasiado fuerte y no demasiado blando. Dura 2 o 3 segundos y tendrías que mantener contacto visivo para todo el tiempo. Las manos sudadas pueden ser una reacción normal del cuerpo cuando estás ansioso y nervioso pero es algo poco aconsejable durante una entrevista de trabajo. Asegúrate de secarte las manos antes de apretar las de tu futuro jefe. De todos modos, !lo maś importante: no te olvides de sonreír!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *