Compartir piso: una experiencia enriquecedora

Hacer prácticas en Inglaterra —o en cualquier otro país— implica en la mayoría de los casos convivir con otras personas. Esto quiere decir que tendrás que compartir piso, lo que incluye la cocina, la ducha, el comedor, y otras zonas comunes. Es una experiencia que puede enseñarte muchas cosas sobre los demás, y también sobre ti mismo.

Hacer prácticas en el extranjero es una oportunidad para conocer a gente de todo el mundo, lo que puede ser positivo para ti a muchos niveles. En primer lugar, pasar todo el día con gente jóven de otros países te permitirá descubrir nuevas culturas y, al mismo tiempo, ampliar tus horizontes. Este intercambio cultural puede verse a la hora de cocinar, pero también en los distintos comportamientos e idiomas. Tus compañeros querrán hacerte descubrir las especialidades de su país e incluso te enseñarán a cocinarlas. En cuanto a los distintos comportamientos, tus compañeros te explicarán cómo actúan y cuáles son sus costumbres. Finalmente, puedes empezar a aprender nuevos idomas hablando con tus compañeros de piso, que acabarán conviertiéndose en tus amigos. Aquí es donde empieza el proceso de comparación, y también tu enriquecimiento personal. Al principio puede que no te des cuenta, pero tus conocimientos aumentan día tras día. Puede decirse que estar con otros extranjeros te convierte en una persona curiosa que siempre querrá aprender cosas nuevas.

A lo largo de tu estancia, vivir con otra gente te permitirá desarrollar fuertes lazos con tus compañeros, ya que vives con ellos todo el tiempo. Gracias a estas relaciones, aprenderás sobre la vida en general. Compartir experiencias, tanto si son profesionales como personales, te ayudará a evolucionar. Te sorprenderá la ayuda que te brindarán personas que hasta hace poco no conocías de nada. De hecho, en tu casa, encontrarás no solo amigos, sino verdaderos hermanos y hermanas. Algunos de ellos se volverán personas muy cercanas a ti y depositarás en ellos toda tu confianza. Hablar con ellos sobre tus sentimientos se convertirá en algo común, incluso si no estás acostumbrado a hacerlo, ya que a veces se necesita exteriorizar lo que vives cada día. Algunas personas se convertirán en tus confidentes, en hombros en los que llorar. Este apoyo te ayudará a aprender de tus errores y a crecer. Es una manera de aprender a convertir una cosa negativa en una positiva.

Si haces tus prácticas en el extranjero, tienes que aprovechar todo al máximo, especialmente la convivencia con otra gente, ya que te servirá para madurar. Llévate todas las experiencias que puedas y evita todo aquello que sea negativo. Tus prácticas se convertirán en una experiencia enriquecedora y te irás con una visión diferente de la vida y del futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *