Archive for Experiencias en el extranjero

Choque cultural

Estás viviendo en un país extranjero, en el cual te quedarás durante cierto tiempo, pero ¿te sientes desorientado? Si éste es el caso, no te alarmes. No es porque eres una persona que no es despreocupada: se trata solamente de un estado llamado “choque cultural”. Cada persona vive esta experiencia de manera diferente, que sea física o emocional. Sin duda alguna, instalarse en un país extranjero siempre representa un gran reto, dado que dejamos nuestra pequeña comodidad para ir hacia el desconocido. Para recobrar la calma, tendrás que acostumbrarte a tu nuevo hogar y entorno, y permanecer positivo. El más importante es decirte que todo irá bien, así te sentirás más fuerte y más maduro, listo para vivir nuevas experiencias.

La mayoría de los científicos concuerdan en que el choque cultural se compone de cuatro fases que pueden ser experimentadas periódicamente, según el nivel de estrés:

La luna de miel
Durante esta fase, todo parece nuevo e increíble. Te sientes afortunado por tener la oportunidad de pasar una temporada en este lugar en particular, todo va bien en tu vida y en tu cabeza. Tienes la impresión de ser invencible, y disfrutas de la vista y de los ruidos de tu nuevo entorno.

Negociación
Esta fase quizás sea la más difícil. Los problemas del cotidiano parecen insalvables, e intentas encontrar consuelo junto a tus compatriotas que están en la misma situación que tú. Pero si tu actitud ante la vida es positiva, ¡seguramente rápidamente escaparás de esta fase!

Ajuste
Si te encuentras en esta fase, puedes considerar que lo peor ya ha pasado, ¡y puedes estar orgulloso de ti! En esta fase, estás en un período positivo, serás más tolerante y sabrás cómo ayudar a tus compatriotas, que todavía tienen que superar la segunda fase.

Dominio
Te complace donde estás. Conseguiste integrarte a los habitantes, y comunicas con ellos sin problema.

¿Cómo controlar esta situación?
Primero, escúchate y sé paciente. Los choques culturales surgen independientemente de tu voluntad. Pero si guardas una actitud positiva, ¡lograrás superar este problema y retomar las riendas de la situación!

Descubrirme mi misma con Internship-UK

He pasado los últimos seis meses en New Romney, un pequeño pueblo situado en la costa sur de Inglaterra, haciendo una práctica. El propósito de hacerlo era para mejorar mi inglés. Y esto era lo único que esperaba de las prácticas y de la gente a mi alrededor. Pero he obtenido mucho más…
Antes de llegar, siempre he sido una persona muy ocupada. Cuando estudiaba, tenía un segundo trabajo y tres puestos de honor en los que tenía muchas responsabilidades y la gente confiaba en mí. El verano pasado dejé todo y me fui a Inglaterra. Me sentía como poner toda mi vida en cajas, organizarlas completamente y tomarme un descanso. Y me sentí bien de estar aquí, no teniendo responsabilidades muy importantes y nadie esperando nada de mí. Tenía solo que estar aquí y hacer lo que me decían. Y después de las primeras tres semanas, una chica en práctica que ya estaba aquí un poco más que yo, me dijo: “Realmente no sé porqué no eres el supervisor del departamento de traducción.” Yo contestó: “Oh, eso me parece bien. No necesito estar siempre a cargo!” Pero resultó que ella vio algo que yo no había visto todavía. Dos meses después, me hice el supervisor. Tenía más y más tareas, como la introducción de los nuevos chicos practicantes, era la organizadora de eventos durante unos días y por último el gerente de la casa donde vivía. Me había vuelto en una persona que se le pide un consejo, una opinión o ayuda. Y los que no habían estado aquí por mucho tiempo, dijeron cuando supieron que yo era el gerente de la casa: “¡Finalmente!” Otras personas que habían visto algo que yo no había visto todavía… Así creo que dejar mi vida y empezar algo nuevo era sólo una manera de probar a mí misma que soy el tipo de persona que siempre tiene que estar a cargo de algo. Parece que a veces necesitamos un pequeño recordatorio de quien somos!
Otro ejemplo: antes de comenzar Internship-UK siempre decía que no era capaz de cocinar (quiero decir: ¡la cocina real!), pero aquí yo tenía que ser el líder de la cocina y organizar el almuerzo para 30 personas …¿Y adivine qué? A los demás les gustaba lo que cocinaba.. Me sorprendió y así eran mis padres cuando les dije que realmente sabía cocinar. Pero no me gusta!
Aquí empecé a ir al gimnasio y hizo algunos deportes que no había hecho desde mucho tiempo (como Zumba y ejercicios de boxeo), o deportes que siempre había querido probar, pero nunca tuve el tiempo (como el yoga). Me mostró lo mucho que había perdido los últimos años y busqué si había una posibilidad en mi ciudad para continuar todas esas actividades.
Y hay otra cosa que aprendí sobre mí: puedo compartir mi espacio con otras 15 personas! Yo estaba un poco mimada viviendo sola durante unos años, antes de mudarme a un piso compartido con otros tres estudiantes hace un año.
Pero aquí, compartes una casa con al menos otros 15, y no sólo esto. Vives con las mismas personas con las que trabajas, y estas son las personas con las que también pasas tu tiempo libre. A veces, yo estaba realmente molesta por esto, sobre todo porque no elegimos a las personas y hay algunos que no te gustan mucho. Pero otras veces realmente disfruté de tener a esa gente a mi alrededor y de nunca estar sola en la casa. Y vi a un montón de gente que llegaba y se iba durante mis seis meses, entre ellas algunas personas realmente increíbles, que admiro y de las cuales he aprendido mucho. Me acostumbré a compartir mi espacio y es por ellos que ahora es tan difícil para mí irme, pero tengo que hacerlo.

Para resumir mi experiencia de práctica aquí, puedo decir que he aprendido un montón de cosas sobre el trabajo, el liderato, la comunicación, la vida, la gente y, por último, sobre mí misma. Me he recordado a algunas cosas que había olvidado porque había estado demasiado ocupada en los últimos años para realmente reconocerme.
Ahora sé más de lo que espero de la vida, con qué tipo de personas me gustaría pasar mi tiempo, cuales son las cosas que me gusta hacer y a qué lugar pertenezco… Por cuanto sea difícil, mi lugar no está aquí y tengo realmente que ir a casa, donde está mi gente, y donde algunas tareas nuevas me están esperando!

¿Por qué los británicos conducen por el lado opuesto de la carretera?

Todos saben la extraña tradición de los ingleses que conducen por la izquierda, pero no todos conocen las consecuencias que esto conlleva.
Cuando llegué a Ashford, conocí a George, un chico griego que trabaja en la misma empresa donde tenía que empezar mi práctica; una vez fuera de la estación, para mi sorpresa, me di cuenta que el coche de Geroge era un coche “normal” europeo y no uno inglés. Os confieso que estuve decepcionado porque deseaba ver un verdadero y “extraño” coche inglés, pero mi curiosidad fue desarmada por ver las calles igualmente extrañas.
De hecho los ingleses conducen por la izquierda y esto desorienta a los europeos porque siempre tenemos la sensación de que los otros nos vienen en contra.
Esto no pasa sólo cuando se conduce, sino también cuando se camina porque por primera vez se suele mirar al lado equivocado y pensar que la carretera está libre, cruzamos la calle con el riesgo de ser atropellados.
La razón por la que los ingleses conducen por la izquierda se remonta a la Revolución Francesa. En efecto antes de esto, todos solían mantenerse en la izquierda porque era la mejor manera de desenfundar la espada. Alrededor de 1300, el Papa Bonifacio VIII convirtió la tradición en una norma por todo el mundo cristiano. Nada cambió hasta la Revolución Francesa, cuando Robespierre quiso cambiar esta norma para desafiar a la Iglesia. Después de él, Napoleón, que era zurdo, quiso extender esta norma en toda Europa, pero habiendo fracasado la conquista de Inglaterra, no pudo cambiar la típica conducción a la izquierda
Los ingleses dicen que somos nosotros los que conducimos de manera extraña, porque es mejor conducir un coche con la mano derecha, que es más fuerte, que la izquierda. Si es así, alguien tiene que explicarme cómo se aplica el freno de mano con la mano izquierda.

Mi segunda familia

Era verano y acababa de ser graduado de mi escuela de comercio, listo para conquistar el mundo. Después numerosos planes elegí ir a Inglaterra para hacer un periodo de prácticas. Tenía 19 años y nunca fui al extranjero más de una semana lejos de mi familia. Pensé estar listo, pero al mismo tiempo no tenia idea de a lo que le estaba diciendo si.
¡Probablemente, me sentía demasiado segura de mi! Porque me encontré repentinamente sola. Era la primera vez que debí tomar responsabilidades reales. Tuve que pensar en despertarme, cocinar, pero lo peor de todo, tuve que lavar mis propia ropa, lo que nunca había intentado antes. Me sentí realmente perdida en el principio.
Pero estaba equivocándome. Nunca estuve sola. Trabaje y viví con gente las 24 horas del día, 7 días a la semana. Trabajamos y vivimos juntos. Por supuesto estar siempre juntos tiene sus puntos positivos pero también negativos y a veces puede ser difícil. Pero sin duda hay más aspectos positivos que negativos y muchos buenos momentos, muy agradables . La mejor es que aquí, descubrí una segunda familia. Descubrí lo que hace conocer gente que me cuidan realmente.
Aún que intente parecer fuerte y alegre, a veces el sentimiento de tener solo 19 años y estar lejos de mi familia fue muy difícil. Cada momento cuando tuve este sentimiento, tuve solo que mirar alrededor de mi y pude ver personas increíbles, que siempre intentaron hacerme sentir bien y feliz. Por eso, para mi este lugar es mi casa.
Sentirse sola es casi imposible aquí, pero es lo que hace que esta experiencia sea tan especial. Hemos compartido muchos momentos durante las horas de trabajo y al exterior, hicimos numerosos viajes fabulosos y muchas fiestas divertidas. A si mismo cuando estaba en mi habitación , nunca fui solo por un largo momento .Siempre había una persona (o más), que tocaba a mi puerta para discutir, bromar, obtener ayuda, ayudar o solo para ver estaba bien.
Allí, he reído, he llorado. He estado alegre, he estado triste. Me he sentido fuerte, me he sentido débil. Una cosa es segura, no me lamento de nada.
Mi tiempo aquí alcanza a su fin. Irse de este lugar y dejar estas personas va a ser muy difícil, ahora forman parte de mi vida. Todos me han dado algo especial y he aprendido mucho de cada uno de ellos. Me siento extremadamente agradecida por esta experiencia y la suerte que tuve encontrar estas personas.. Nunca olvidaré New Romney y todas las personas increíbles ahí, estarán siempre en mi corazón.

Una experiencia profesional y humana

Me llamo Zakiya, una estudiante francesa de veinte años. Actualmente, estoy preparando un BTS (Diploma de Técnico Superior) con especialización como Subgerente. Mis estudios requieren una experiencia de cinco semanas en un ámbito internacional para validar el curso académica. Durante este periodo de prácticas, espero contar con una experiencia de trabajo gratificante y a la vez también descubrir otras culturas, paisajes y estilos de vida. Creo que mi periodo de prácticas podría dividirse en dos partes, aunque complementarias entre ellas : profesional y experiencia humana.
Permíteme empezar con la parte profesional de esta experiencia. Voy a hacer mi periodo de prácticas en el departamento Marketing y la primera etapa cuando llegué en la empresa consistió en hacer varios test. En efecto, se nos presentaron cinco cuestionarios compuestos por cien preguntas (Marketing, optimización de motores de búsqueda, Red Social Media, Higiene de la Comida y Restauración y Salud y Seguridad) y tuvimos que superarlos con un 95% de aciertos. Una vez que esta primera etapa esta acabada, el trabajo empieza y consiste principalmente en actualizar y gestionar Landing Pages, y las redes sociales para promover la empresa en la que estamos trabajando, porque estas son nuestras principales herramientas en el departamento de marketing. Al final de cada día, desde las 17 hasta 18 horas, hay un “workshop”(taller). Es una actividad interactiva ya que varias personas conversan en la sala de reuniones. Un momento en el que podemos aprender y entender unos de otros en una atmósfera relajada y amistosa.
La parte humana de este episodio empezó cuando llegué a New Romney, una pequeña ciudad en Kent con un típico encanto británico, situado cerca del mar. No esperaba vivir una experiencia tan gratificante tan rápido. Aquí, la gente es muy amable, atenta y cuidan de nosotros como si estuvieras en casa. El hecho de no estar con tus amigo o tu familia no es tan importante. Me siento muy afortunada de estar aquí y de trabajar para Studio-solution.com, especialmente con los mejores compañeros. La gente que vive y trabaja aquí viene de todas partes de Europa : Francia, Bélgica, Alemana, Dinamarca, Italia, España, Polonia etc. Creo que esta mezcla cultural es la mejor ventaja de la empresa.
Para concluir, decir que ya he hecho periodos de prácticas en empresas antes, pero fueron diferentes. Jamás había experimentado una atmósfera de trabajo como la de aquí donde se puede practicar la habilidad de hablar en inglés. Después todo, voy a volver en Francia con unos recuerdos y unos amigos inolvidables.

Redescubrimiento de mi mismo y la toma de conciencia de mi conocimiento

El ultimo verano, me inscribí para un periodo de práctica en el departamento marketing en una empresa llamada Studio-Solution. Después de la entrevista y una mucho papeleo para la universidad, finalmente tomé mi avión para irme al Reino Unido el 20 de septiembre y el día después, empezó una de mis mejoras experiencias en mi vida.
El comienzo fue muy difícil : habían muchas caras nuevas, nuevas culturas, nuevas tareas en el trabajo y también muchas lenguas. ¡Fui un poco aterrorizado! Pero después de tres o cuatro horas, entendí que todo el mundo en la oficina, no solo los directores, también mis nuevos colegas, estaban listos para ayudar y apoyarme en mis primeros días y me han explicado que fuera paciente con todas mis nuevas tareas.
Recuerdo perfectamente, que al principio fue muy difícil para mi acostumbrarme al ambiente inglés totalmente diferente para mi.
Encontré personas amables que en el tiempo se convirtieron en muy buenos amigos. Poco a poco cogí más confianza hablando inglés con otras personas y por esta razón, fuí capaz de participar activamente en la vida laboral de la empresa.
Al principio, 93 días me parecían demasiado largo para mi, pero hoy me faltan solo cuatro días aquí y quería hacer todo lo que pudiese para extender mi experiencia. Studio-Solution se volvió como mi segunda casa. Durante mi estancia aquí, he aprendido muchas cosas. Una de las más importantes fue como compartir mis puntos de vista con mi colegas, como respectar sus ideas y como motivar, no solo mi mismo sino que también a ellos.
He entendido también que el trabajo en equipo es esencial para alcanzar al objetivo común. Es también importante tener un conocimiento teórico y la capacidad de utilizar las herramientas de trabajo, de entender el proceso de trabajo y establecer buenas relaciones con tus colegas.
Hoy, tengo que volverme a mi país querido : Italia. Debo aprobar mis últimos exámenes y acabar con mi tesis de máster. Estoy muy triste de salir este lugar precioso, pero gracia a esta experiencia, estoy realmente motivada para poner en práctica todo mi conocimiento que se enriqueció durante los tres últimos meses. Elegí hacer un periodo de práctica en el departamento del marketing porque es en relación con mi experiencia laboral y también con mi conocimiento teórico de la universidad.¡Estoy alegre de tener la oportunidad de escribir buenas cosas sobre mi vida en New Romney y sobre mi experiencia personal!
Nunca pude imaginar que esta experiencia se desarrollaría de esta manera. Antes de llegar, es cierto que sabia todo sobre mi campo de estudio, después de cinco años de estudios. Pero después tres meses de periodo de práctica en Studio-Solution Ltd. he descubierto aspectos tan diferentes de mi personalidad, fuerzas y debilidades, mejoré muchas de mis habilidades personales y hoy puedo decir que he ganado mucho en este desafío. .
Voy a recordar sin duda esta experiencia y toda la gente que encontré hasta el fin de mi vida. ¡Fue una experiencia increíble para entender que todavía hay cosas nuevas que se debe descubrir y aprender!

Mi vida al extranjero

Antes de ir a Inglaterra, todo el mundo me dijo que llovía siempre allí y que el invierno era muy frío. Me recuerdo que he tomado un buen abrigo, algunos guantes y muchas bufandas en mi maleta. Pero estoy aquí desde hace tres meses y ya no he conocido el invierno del cual todo el mundo me hablo. En efecto, el tiempo es más frío en mi propio país; ¡no estoy llevando mi bufanda aquí! Si, el tiempo aquí puede ser terrible, puede llover y ser muy ventoso, particularmente acerca del mar. Pero pienso que todos los países pueden tener este tipo de tiempo. Hablo de esto porque querría hacer desaparecer todas esta ideas negativas sobre Inglaterra una vez para todas, porque hay numerosas cosas agradables en este país maravilloso.
Me gustó una cosa en particular: el mar. Cada noche antes de dormir, escuchaba el estruendo de las olas en la costa, lo que era muy relajante. Por la mañana, me levantaba y miraba a través de mi ventana y veía el amanecer más espectacular que lo que se puede imaginar. Jamas me acostumbrara con eso. He tomado miles de fotos del mar, porque cada vez tenía un aspecto diferente. A veces, fue como si fuera un pintor pintando el cielo con sus colores favoritas, como para volver alegre todo el mundo. Eso es una fuente de inspiración.. La nueva vista desde mi casa es increíble : cuando no hay demasiado nubes, se puede ver los Acantilados de Dover y por la noche hay millones y millones de estrellas brillando en el cielo. No se puede ver a las estrellas en las ciudades, a causa de las luces y de la niebla emanada por las coches etc. Aquí en New Romney, ¡no hay ese problema y me gusta mucho eso! Puedo mirar al cielo durante horas. El poema “The Old Astronomer to His Pupil” (Literalmente “el astrónomo viejo a sus alumnos”) de Sarah Williams hoy tiene todo su sentido para mi : “I have loved the stars too fondly to be fearful of the night” (Literalmente : “Fuí demasiado cautivado por las estrellas para tener miedo de la noche”).
Me gusta mucho ir de compras, todos mi amigos lo saben y es porque me gusta también viajar.
Hay numerosos lugares realmente buenos que visitar, por ejemplo Folkestone : Hay muchas tiendas y buenos cafés, se puede caminar a lo largo de la playa y mirar al puesta de sol. ¡Que escalofriante es! Pero es posible también comer en un restaurante adornado y comer buenísima comida sin pagar demasiado . Hay también que ver Dover, especialmente si se gusta la naturaleza. Los Acantilados son bellísimos, caminando allí me dio una sensación de libertad y de alegría. ¿No es lo que estamos todos buscando?
Tengo todavía dos meses de sobra en Inglaterra y solo, me siento afortunado estar allí y aprender esta nueva cultura, encontrar nuevas personas y disfrutar de todas las cosas que Inglaterra puede ofrecer. Puedo indudablemente recomendar a todo el mundo de viajar al extranjero al menos una vez en su vida. Porque es una experiencia que jamas se olvidará, también aprende a conocerse mucho mejor. No soy la misma persona que era antes de llegar, hoy, sé lo que quiere realmente en mi vida y lo que no quiere. He aprendido como disfrutar de las cosas pequeñas y simples, como una puesta del sol, lo que puede alegrar cualquier ser humano.

Vista en el seno de una empresa y nuevos vínculos de amistad

¡Hola! Me llamo Marta, tengo 22 años y soy española. Vengo de una ciudad en el sur-este llamada Murcia. Estoy a punto de empezar mi último año de universidad (Estudio Derecho, Comercio y Administración en mi ciudad) después de haber trabajado este verano como estudiante en prácticas en el departamento de Márketing de “Traveltura”.
Hoy en día, experiencia laboral y el conocimientos de idiomas son realmente importantes para obtener el “empleo de tus sueños”, así como intentar diferenciarse de la competencia que tienen la misma meta. Luego, decidí solicitar la beca Erasmus prácticas, que te permite la oportunidad de pasar tres meses en el extranjero sin perder clases de universidad.
Este verano, no sólo he ganado experiencia laboral y una mejora de mi inglés, sino que también he pasado estupendos momentos y me hice amigos inolvidables en Inglaterra, en el mejor lugar para realizar prácticas en Kent.
Durante la primera semana, fui encargada con diferentes proyectos en relación con Márketing y, a veces, con otros departamentos como el de contabilidad o medios de comunicación. Estos proyectos me permitieron tener una visión sobre el funcionamiento de la empresa. El proyecto que me gustó más fue el ligado con la contabilidad. Tuvimos que clasificar todos gastos en una semana, una vez por mes. Nos permitió entender en qué tiempo tenemos más o menos ingresos. Además, pudimos analizar los efectos que tiene el Márketing sobre cada diferente proyecto. Durante mi período de prácticas, aprendí mucho sobre trabajar en una verdadera empresa, lo que es una ventaja real para mi CV y para mi futura búsqueda de trabajo y, sin dudas, refuerza la probabilidad de que encuentre un buen empleo.
Trabajar tres meses en una empresa sin haber acabado con mis estudios es una oportunidad única que no está al alcance de todos los estudiantes.
Al final de cada día teníamos talleres, una reunión de todos los estudiantes de prácticas donde hablábamos sobre diferentes temas. Es una buena manera de entender y conocer más las otras personas y aprender sobre su actitud y forma de pensar. Cuando nuevos estudiantes de prácticas llegan, preparamos una fiesta de bienvenida, en la que se presentan a los otros. Ello les permite sentirse mas cómodos con todo el mundo. Cuando se sale de la empresa, tenemos una fiesta de agradecimiento, un momento muy emocionante en el que se comparten sus mejores recuerdos durante este período de prácticas. Ya he estado presente en algunas de ellas y es cuando eres consciente de lo bien que lo pasaste en New Romney.
Pero este período de prácticas no consiste sólo en trabajar, también en crear amistades que perduren. Se aprende cómo vivir en comunidad, con gente que viene de todas partes del mundo en la misma casa y a tener una idea de las culturas extranjeras. Ahora, ¡puedo cocinar platos cuyo origen son de mas de seis países! Al final, nos damos cuenta de que aunque no hablamos el mismo idioma, tenemos muchas cosas en común con alguien que viene de otra parte del mundo. Todos somos muy abiertos, y si alguien no lo es, debe cambiar su manera de actuar; aquí hay que adaptarse al hecho de que somos todos diferentes y que es una cosa que va a aventajarte para tu futuro empleo.

La mejor manera de convertirse en adulto: ¡Vaya al extranjero!

Hace algunos años de mi primera aventura en el extranjero, sin amigos y tan lejos de mi casa y de mamá. Ocurrió en 2007, después de haber obtenido mi diploma de nivel-A. Cuando fui a Montreal en Canadá, decidí estudiar lenguas románicas, pero antes de empezar esos estudios, tuve que mejorar mi francés. He recibido durante 6 meses cursos de francés en la escuela, pero hace dos años que no lo practico . Me gustaba mucho la idea de viajar y de ser un trotamundos, pensaba que Francia sería demasiado aburrido para mí. Por ello elegí Canadá: ¡La ciudad de Montreal fue la elegida!
No puedo realmente describir mis sentimientos y pensamientos cuando estaba esperando en el aeropuerto solo, pensando en todas las cosas que había dejado atrás y en mis esperanzas sobre todo lo que estaba esperando de allí. La primera aventura de mi viaje ocurrió al principio: mi primer vuelo (entre Frankfurt y Londres) iba conretraso y por eso, no tuve mucho tiempo para cambiar de terminal y alcanzar el de London Heathrow. Encontré algunos otros alemanes, que también tenían prisa por llegar a las conexiones de sus vuelos. Con su ayuda, pude entender cómo cambiar de aeropuerto: Tuvimos que coger un autobús. Como estábamos en el Reino Unido, el conductor del autobús conducía por la izquierda de la calle, eso fue una experiencia asombrosa para nosotros como alemanes. Sólo había pensado en lo que podría hacer en caso de perder mi vuelo: Así que fue un alivio poder alcanzar el suelo canadiense sana y salva.
Al llegar, tomé mis dos maletas enormes (¡si, en aquél tiempo era posible traer dos unidades de equipaje!) y directamente encontré al caballero enviado por la escuela de lengua para llevarme desde el aeropuerto. Todo se desarrolló sin problemas , incluso parecía que cuando llegara a la casa de la familia de acogida podría ir a dormir “temprano” (¡piensa en la diferencia de tiempo entre Alemania y Canadá!). Pero no fue posible ir a casa todavía porque tuvimos que esperar a otras dos personas que iban a ir a la misma escuela de lengua que yo. ¡Pero no habían llegado! No recuerdo cuánto tiempo esperamos antes de que llegaran. Sus maletas se perdieron durante el viaje, es lo que provocó este largo retraso. Me sentí muy afortunada porque me había preparado para este tipo de eventualidades al tener todo lo que es el mas importante en mi equipaje de mano. Pero me sentí muy apenada por ellos ya que los dos muchachos perdieron todo.
Cuando finalmente llegué al hogar de mi madre de acogida, ya fue pasada medianoche(horario canadiense) lo que significa que mi reloj biológico estaba gritando por querer el desayuno pero la única cosa que quería hacer era dormir. Durante los primeros días de mi llegada en mi nuevo y temporal hogar, tuve el tiempo de explorar la ciudad y de acostumbrarme a ella. La escuela empezaba bastante pronto con exámenes de evaluación para obtener mi habilidad y nivel de lengua. Así pues, los cursos iniciaron “realmente”. Durante 4 semanas, tuve cursos de francés por la mañana y por la tarde fueron cursos de preparación para un período de prácticas. Los cursos de la mañana fueron muy interesantes y divertidos, pero los de la tarde eran un poco desconcertantes porque solo estábamos Lena otra alemana que participaba en este curso, y yo. Aprendimos mucho, y fue sin dudas más simple formar parte de un pequeño grupo y Lena se convirtío pronto en una muy buena amiga!
La escuela de lengua ofrecía clases de ingles como de francés, tuve la suerte de tener la oportunidad de encontrarme con personas increíbles que venían de todo el mundo. Desafortunadamente, en esa época, los redes sociales no eran tan populares como hoy en día. Por ello, he perdido todo el contacto con los amigos que conocí en Canadá, y quería tener la oportunidad de encontrarme de nuevo con algunos de ellos y ver cómo habían cambiado con el paso de los años.
Después de las 4 semanas de cursos de lenguas, inicié mi período de prácticas en AMARC, una organización que conecta las estaciones de radio comunitarias de todo el mundo entre ellas. Tuve que cortar datos de audio, actualizar las páginas de inicio y traducir a ingles o francés. Me gustaba mucho esa experiencia laboral.
La escuela organizaba muchos viajes para nosotros, cada día un nuevo evento: desde una cena en grupo hasta un picnic, desde de partidos de deporte hasta fiestas por la noche, y desde Nueva-York hasta Toronto. ¡Las oportunidades fueron increíbles! ¡Durante un fin de semana fuimos a Nueva-York, y en otro a Toronto y las Cataratas del Niágara! ¡El día de las grandes cataratas fue indudablemente el mejor día de mi vida y todavía pienso eso 7 años después! ¡Después de haber estado en tantas partes del mundo y de haber conocido a tanta gente estupenda! Pero estar en un lugar tan hospitalario y acogedor con gente que se aprecia tanto no es una experiencia que se viva una segunda vez en la vida.
Después de dos meses asombrosos debimos tristemente separarnos cuando salimos de la empresa, dejando atrás los preciosos momentos del primer desafío real de mi vida, y de un tiempo que me permitió ganar en madurez y volverme más independiente.
¡Esta experiencia cambió mi personalidad, me permitió comprender quién soy y conocer el mejor tiempo de mi vida!

Postdata:
¡Cuando volví a Alemania, me dí cuenta que una de mis maletas estaba todavía en Londres!

Mis prácticas en New Romney

Yo soy Monika y soy Polonia. En la universidad estudié Relaciones Internacionales, después de licenciarme, me daban la posibilidad de hacer unas prácticas en el extranjero. Quería hacer estas prácticas en un país anglosajón para mejorar mi inglés y adquirir experiencia laboral valiosa. Solicité unas prácticas en el departamento de Marketing de Studio-Solutions.com Ltd. y me aceptaron.
Esta empresa ofrece oportunidades de prácticas en los departamentos de marketing, recursos humanos, CRM o atención al cliente, traducción, tecnología informatica y comunicación.
La oficina está en New Romney, Kent. Es una pequña ciudad encantadora cerca del mar. Aquí hay de todo de lo que se necesite como supermercados, un centro de salud, un centro deportivo, peluqueros y bares.
Mis tareas en el departamento de marketing incluyen actualizar y mantener los landing pages de diferentes empresas y el uso de las redes sociales como instrumento de marketing.
Vivo en una casa con otros estudiantes que también realizan las prácticas en New Romney. La casa está cerca del mar y no os imaginais lo fantástico que es ver el amanecer sobre el mar de camino al trabajo. Los estudiantes en prácticas pueden pasar también su tiempo libre juntos y en la casa, en la que encuentran algunas facilidades para su entretenimiento como por ejemplo una mesa de billar y una televisión.
Una parte importante de las práctices es adquirir habilidades de comunicación, habilidad que se intenta inculcar en los talleres diarios que se realizan al finalizar la jornada laboral. Durante los talleres, puedo discutir diferentes temas con mis compañeros de trabajo, podemos intercambiar opiniones e ideas y aprender mucho sobre las culturas de los otros y sus diversas maneras de pensar.
Durante las fines de semana, tengo la posibilidad de viajar por las provincias de Kent y East Sussex para visitar lugares interesantes como por ejemplo Canterbury, Folkestone, Eastbourne o Londres.
Estas prácticas me dan también la oportunidad de conocerme un poco mejor a mi misma y de encontrarme con mucha gente interesante de otros países europeos. Gracias a estas prácticas no puedo solamente mejorar mi inglés sino también mis capacidades de adaptación.
Por todo esto puedo afirmar que, estas prácticas serán definitivamente un plus en mi curriculum.