Archive for Countries Canada

La mejor manera de convertirse en adulto: ¡Vaya al extranjero!

Hace algunos años de mi primera aventura en el extranjero, sin amigos y tan lejos de mi casa y de mamá. Ocurrió en 2007, después de haber obtenido mi diploma de nivel-A. Cuando fui a Montreal en Canadá, decidí estudiar lenguas románicas, pero antes de empezar esos estudios, tuve que mejorar mi francés. He recibido durante 6 meses cursos de francés en la escuela, pero hace dos años que no lo practico . Me gustaba mucho la idea de viajar y de ser un trotamundos, pensaba que Francia sería demasiado aburrido para mí. Por ello elegí Canadá: ¡La ciudad de Montreal fue la elegida!
No puedo realmente describir mis sentimientos y pensamientos cuando estaba esperando en el aeropuerto solo, pensando en todas las cosas que había dejado atrás y en mis esperanzas sobre todo lo que estaba esperando de allí. La primera aventura de mi viaje ocurrió al principio: mi primer vuelo (entre Frankfurt y Londres) iba conretraso y por eso, no tuve mucho tiempo para cambiar de terminal y alcanzar el de London Heathrow. Encontré algunos otros alemanes, que también tenían prisa por llegar a las conexiones de sus vuelos. Con su ayuda, pude entender cómo cambiar de aeropuerto: Tuvimos que coger un autobús. Como estábamos en el Reino Unido, el conductor del autobús conducía por la izquierda de la calle, eso fue una experiencia asombrosa para nosotros como alemanes. Sólo había pensado en lo que podría hacer en caso de perder mi vuelo: Así que fue un alivio poder alcanzar el suelo canadiense sana y salva.
Al llegar, tomé mis dos maletas enormes (¡si, en aquél tiempo era posible traer dos unidades de equipaje!) y directamente encontré al caballero enviado por la escuela de lengua para llevarme desde el aeropuerto. Todo se desarrolló sin problemas , incluso parecía que cuando llegara a la casa de la familia de acogida podría ir a dormir “temprano” (¡piensa en la diferencia de tiempo entre Alemania y Canadá!). Pero no fue posible ir a casa todavía porque tuvimos que esperar a otras dos personas que iban a ir a la misma escuela de lengua que yo. ¡Pero no habían llegado! No recuerdo cuánto tiempo esperamos antes de que llegaran. Sus maletas se perdieron durante el viaje, es lo que provocó este largo retraso. Me sentí muy afortunada porque me había preparado para este tipo de eventualidades al tener todo lo que es el mas importante en mi equipaje de mano. Pero me sentí muy apenada por ellos ya que los dos muchachos perdieron todo.
Cuando finalmente llegué al hogar de mi madre de acogida, ya fue pasada medianoche(horario canadiense) lo que significa que mi reloj biológico estaba gritando por querer el desayuno pero la única cosa que quería hacer era dormir. Durante los primeros días de mi llegada en mi nuevo y temporal hogar, tuve el tiempo de explorar la ciudad y de acostumbrarme a ella. La escuela empezaba bastante pronto con exámenes de evaluación para obtener mi habilidad y nivel de lengua. Así pues, los cursos iniciaron “realmente”. Durante 4 semanas, tuve cursos de francés por la mañana y por la tarde fueron cursos de preparación para un período de prácticas. Los cursos de la mañana fueron muy interesantes y divertidos, pero los de la tarde eran un poco desconcertantes porque solo estábamos Lena otra alemana que participaba en este curso, y yo. Aprendimos mucho, y fue sin dudas más simple formar parte de un pequeño grupo y Lena se convirtío pronto en una muy buena amiga!
La escuela de lengua ofrecía clases de ingles como de francés, tuve la suerte de tener la oportunidad de encontrarme con personas increíbles que venían de todo el mundo. Desafortunadamente, en esa época, los redes sociales no eran tan populares como hoy en día. Por ello, he perdido todo el contacto con los amigos que conocí en Canadá, y quería tener la oportunidad de encontrarme de nuevo con algunos de ellos y ver cómo habían cambiado con el paso de los años.
Después de las 4 semanas de cursos de lenguas, inicié mi período de prácticas en AMARC, una organización que conecta las estaciones de radio comunitarias de todo el mundo entre ellas. Tuve que cortar datos de audio, actualizar las páginas de inicio y traducir a ingles o francés. Me gustaba mucho esa experiencia laboral.
La escuela organizaba muchos viajes para nosotros, cada día un nuevo evento: desde una cena en grupo hasta un picnic, desde de partidos de deporte hasta fiestas por la noche, y desde Nueva-York hasta Toronto. ¡Las oportunidades fueron increíbles! ¡Durante un fin de semana fuimos a Nueva-York, y en otro a Toronto y las Cataratas del Niágara! ¡El día de las grandes cataratas fue indudablemente el mejor día de mi vida y todavía pienso eso 7 años después! ¡Después de haber estado en tantas partes del mundo y de haber conocido a tanta gente estupenda! Pero estar en un lugar tan hospitalario y acogedor con gente que se aprecia tanto no es una experiencia que se viva una segunda vez en la vida.
Después de dos meses asombrosos debimos tristemente separarnos cuando salimos de la empresa, dejando atrás los preciosos momentos del primer desafío real de mi vida, y de un tiempo que me permitió ganar en madurez y volverme más independiente.
¡Esta experiencia cambió mi personalidad, me permitió comprender quién soy y conocer el mejor tiempo de mi vida!

Postdata:
¡Cuando volví a Alemania, me dí cuenta que una de mis maletas estaba todavía en Londres!